Como ya hemos comentado anteriormente en este blog, la odontología ha evolucionado de manera espectacular en los últimos años. Y uno de los avances más importantes es el de los materiales. Los más comúnmente utilizados en los diferentes tipos de implantes y prótesis dentales son titanio, tantalio, peek, cerámicas, composites y, por supuesto, el zirconio.

Aunque en realidad es un metal, el zirconio se utiliza precisamente como alternativa a los implantes metálicos, indicado especialmente para personas con alergia o extrema sensibilidad; y eso es porque en cierta medida se comporta como una cerámica. Hasta hace relativamente poco, el zirconio era un material bastante opaco, blanco pero con poca translucidez; hoy, gracias a los nuevos avances, se ha convertido en un material estético, estratificado y con mucha traslucidez, equiparable en apariencia a las cerámicas fresadas, pero con mayor resistencia.

La fórmula que se usa en odontología es la llamada zirconia u óxido de zirconio y, al igual que el resto de materiales utilizados en odontología, tiene sus ventajas e inconvenientes. La elección dependerá de las circunstancias de cada persona, siempre bajo la supervisión de su dentista.

 

Ventajas del zirconio

  • Permite una apariencia del diente más natural y estética.
  • Es un material altamente resistente.
  • No se ven partes oscuras cerca de la encía, como sí sucede con las fundas de metal cerámica.
  • Es un material que no se tiñe ni se oscurece.
  • Al igual que el titanio, favorece la unión biológica con el hueso (osteointegración) en los implantes.
  • Se puede utilizar tanto para coronas unitarias y puentes como para rehabilitaciones completas (arcadas completas).
  • Es un material muy versátil, que permite hacer la pieza entera de zirconio o solo la parte interior, para luego hacer un recubrimiento de cerámica.

 

Desventajas del zirconio

  • El coste es más alto en comparación con las prótesis removibles.
  • Solo lo pueden fabricar laboratorios con tecnología CAD CAM, es decir, aquellos con la última tecnología que permiten fresar las piezas previamente diseñadas en ordenador.
  • La durabilidad dependerá del estado periodontal de las piezas que se van a rehabilitar.
  • Es un material poco flexible y por tanto no apto para pacientes bruxistas.

 

¿Quieres más información sobre este tema?

loaderPor favor espera..